sábado, 6 de febrero de 2016

Blue sky.

Justo antes de precipitarme al vacío oí el sonido de su voz. Como como con la llamada de una sirena mi sangre se heló, entre el miedo y la estupefacción mi cuerpo se quebró en dos. De nuevo la misma canción de fondo, la misma escena en blanco y negro. Una canción de jazz adornaba la escena. Mii amígdala no paraba de advertirme sobre el peligro de aquella situación kafkiana,  de adentrarme en la niebla de lo desconocido, de lo tenebroso, oculto, temido por incomprendido. En mi nave, mi frágil nave, que quizás no soportaría ni un soplo de levante, ni un poniente, ni una tramontana. Una fracción infinitesimal antes de precipitarme al vacío oí el suave canto de las sirenas recordándome el calor de las sábanas de mi sillón. Contándome la historia que ya me sabía sobre la ruta del H8 qie me llevaba cada día de ida y venida a mi colmena.Advirtiéndome sobre lo malo por conocer.
Ese momento de ruptura con la realidad, un segundo eterno en el que sin reacción quedas presa del miedo paralizador, miras atrás un segundo y contemplas la seguridad de la tierra firme. Pero tú no has nacido para pastorear , has nacido para volar, aunque nunca nadie te haya dicho que tengas alas. Lo último que recuerdas es el viento silvante acariciando tus oídos, la adrenalina, el amor inmenso que sientes por la vida al descubrir ; que no eran alas lo que te faltaba.

martes, 25 de agosto de 2015

10 minutos

De pepino por favor ¿ de Pepiño ? no , de pepino, Pepiño no está. Pues me has dejado desconcertado, esto es absurdo. ¿Ah si? Absurdo dices, pues que sepas que lo absurdo es lo que tú haces. No sé a qué te refieres. Me refiero precisamente a eso, a que eres incapaz de divertirte en una conversación surrealista e hilarante. Eso es lo que tú te crees, ahí estáis siempre los modernillos pensando que acabáis de inventar la rueda pero te diré una cosa, sólo una, el día 4 de la era postmoderna había un pájaro que comió seis semillas de trigo.

lunes, 23 de febrero de 2015

Back

De vuelta a la rutina asesina. Sin piedad, sin merced.
Día 1, te corta las alas.
Día 2 te apalea las piernas, ya no puedes huír.
Día 3 te ancla a tu silla, vives en la oficina.
Día 4 , como una tortura de la inquisición, te somete al incesante goteo de miles de preguntas fútiles y sin sentido, para terminar de aturdirte.
Sólo queda el fantasma de lo que fuiste, como los zombis de The Walking Dead lo mejor que te puede ocurrir es que atraviesen tu cráneo con un cuchillo , para terminar de una vez por todas con tu miserable existencia. Sólo queda de lo que fuiste unos harapos andrajosos y una foto en la cartera de tus últimas vacaciones , sonreías como un niño, no me digas que no. Rutina asesina , cruel y despiadada. No pude escapar de tus garras , animal rastrero, escoria de la vida te odio y te desprecio. En qué momento he bajado la guardia ?, en qué momento he dejado de verte acechar?. En qué momento he dejado de temerte?. Maldita rutina, me vengaré de ti , mientras me quede un último aliento, una gota de sangre, un fragmento de carne destrozaré todos tus planes, aunque sea mi último acto en este mundo, con mi vida hare que explotes en mil pedazos como los vampiros del televisor cuando ven el sol.
Y a ti, amada vida,te prometo que jamás permitiré que nadie te vuelva a hacer esto. Te protegeré como si fueses única, irrepetible y finita.

miércoles, 21 de enero de 2015

De carne y hueso.

De carne y hueso. Como tú, como todos. LLeno de vísceras, bacterias y sangre. Con un corazón que late, una mente que sueña, que piensa, que se acongoja. Con una piel que se eriza, una manos que tocan , una boca que habla. Unos oídos que oyen tu risa , escuchan tus lamentos, adoran el silencio.
Unas piernas que caminan, que me llevan , que me traen, de ocho a ocho, de siete a dos, de siete a siete. Con unos dedos que teclean estas líneas, que teclean correos, que teclean números . que teclean su alimento. Unos ojos que ven, cosas que quieren ver, cosas que no pueden ver. Cómo tú , con sentimientos , con deseos, con errores. Como tú  tengo anhelos que me empujan, que me tiran de la cama , que mueven mis piernas. Con miedos, que me paralizan  , cómo a ti. Como en un espejo, soy tu reflejo, aunque no lo quieras ver. Soy tu reflejo a la vista de un artista impresionista. Pero como tú, estoy hecho de óleo, de lino  , de febriles átomos. Y no lo ves, porque no lo quieres ver, como yo, tienes ojos pero no lo ves.

jueves, 28 de noviembre de 2013

Ahora

Caminante no hay camino, el camino se hace al andar. Vacío mi mente de toda carga innecesaria. Me concentro en el ahora, ya no quiero saber qué sucederá mañana, en una semana o en unos años. Ahora, el único momento en el que soy, el único instante en el que vivo. Mañana, producto del ahora. Ayer , cenizas del ahora. Ahora, todo lo que tengo. Mente adicta a la ficción tratando de adivinar que vendrá después, creando escenarios, asignando probabilidades. Entretanto me pierdo tu sonrisa, tus primeros pasos, tú último abrazo. Entretanto he dejado de sonréir porque he visto tu muerte en una bola de cristal. Quizás si la muerte que hubiera visto fuera la mía entendería mejor el sentido de lo que tengo, nada excepto este instante, es todo lo que atesoro , es todo lo que soy. Post dedicado a los que como yo se olvidan que la vida es ahora.